11 consejos para padres que se sienten abrumados

Es un momento de prueba. A medida que hacemos todo lo posible para hacer frente a los impactos de la pandemia de COVID-19, recuerde que durante una crisis se esperan estrés y sentimientos de confusión, decepción y preocupación (¡para adultos y niños!).

Para ayudar, hemos reunido algunos consejos para los padres sobre cómo hacer frente a los impactos del COVID-19 en la salud mental:

  1. Sé amable contigo mismo: En el Primeros Auxilios Psicológicos – Curso de Autocuidado, aprender los efectos del estrés, con énfasis en construir y utilizar un plan de autocuidado personal. Aprenda estrategias para prevenir, reconocer y sobrellevar el estrés, cómo anticipar el estrés y las crisis siempre que sea posible y equípese con el conjunto de habilidades para practicar el autocuidado y brindar atención a los demás durante momentos particularmente difíciles. Los Primeros Auxilios Psicológicos de la Cruz Roja le enseñan cómo aumentar la resiliencia y establecer estrategias de afrontamiento para aumentar el estrés.
  2. Cuida de ti mismo primero: como la azafata que nos recuerda que primero nos pongamos la máscara de oxígeno antes de ayudar a los demás, lo mismo se aplica a ocuparnos primero de nuestra propia angustia antes de ayudar a nuestros hijos con la de ellos. Aparte de nuestros cursos de primeros auxilios psicológicos mencionados anteriormente, tenemos varios recursos de salud mental, algunos dedicados a los padres, como nuestra Guía de recuperación para padres y cuidadores.
  3. Sea amable con los demás: En el Primeros Auxilios Psicológicos – Cuidando a los Demás Por supuesto, aprenda a reconocer cuando una persona está angustiada y a ofrecer ayuda sin juzgar ni hacer suposiciones. Los Primeros Auxilios Psicológicos consisten en cuidarse a sí mismo y luego estar ahí para familiares y amigos cuando tienen dificultades para sobrellevar la situación. Recuerde que todos manejan el estrés de manera un poco diferente y es importante tener paciencia mientras las personas también trabajan en su salud mental.
  4. Mantenga el ambiente de su hogar tranquilo y seguro: Mantener la calma en el hogar puede ser difícil, especialmente cuando estamos abrumados, pero queremos tratar de modelar estrategias de afrontamiento positivas para nuestros hijos. Está bien ser honesto con los niños si está molesto, estresado, asustado; no tiene que enmascarar todas sus emociones frente a ellos, y puede ser útil alejarse o tomar un descanso cuando se sienta enojado, pero asegúrese de construir estrategias de afrontamiento saludables también. Cualquier esfuerzo por hacer que el ambiente de su hogar sea más tranquilo beneficiará a sus hijos.
  5. Busque ayuda si la necesita: Ya sea que se trate de asistencia profesional que puede estar disponible en su comunidad o de leer los recursos disponibles para ayudarlo, asegúrese de buscar ayuda cuando sea necesario. Por lo general, contamos con nuestra familia, amigos y grupos comunitarios para ayudarnos a superar los desafíos. Con nuestros apoyos habituales limitados o diferentes, debemos ser creativos en la forma en que nos conectamos. Comuníquese con organizaciones locales para ver qué servicios están disponibles en su área y, si está preocupado por usted o sus hijos, busque ayuda de su proveedor de atención médica. Guías, como nuestra Guía para el bienestar en la recuperación y cómo afrontar una crisis, para ayudarlo a determinar cuándo sería eso y brindarle más recursos para obtener la ayuda que necesita en ese momento.

Una mujer joven mirando por encima del hombro de un joven estudiante en la escuela virtualSi sus hijos están aprendiendo virtualmente o están siendo educados en el hogar, puede haber desafíos únicos que vienen con esto. Caminos para niños y familias tiene algunos buenos consejos:

  1. Ten un plan para el día: Crear una rutina es algo que puedes controlar y brindar algo de calma cuando estás rodeado de incertidumbre. Si las clases de su hijo tienen un horario fijo, cree una rutina diaria en torno a esas clases. Asegúrese de incluir descansos y meriendas, ¡y asegúrese de programar su tiempo de inactividad!
  2. Tener un espacio para la escuela/trabajo: Para ayudarlo a tener la mentalidad correcta, cree un espacio acogedor en su casa donde se pueda sentar y ser productivo. Decóralo para la escuela para ayudar a los niños a tener la mentalidad correcta, ¡tal vez publique algunos de sus trabajos o citas motivacionales!
  3. Manténgase conectado: Mantener interacciones sociales es importante y uno de los elementos de la escuela que los niños más extrañan. Dado que es posible que no podamos programar citas para jugar o reunirnos de la misma manera, todavía hay formas en que los niños aún pueden ver a sus amigos virtualmente. Para adolescentes y adultos, programe un horario para ver amigos en línea o planifique un grupo de estudio virtual.
  4. Tener una lista de tareas: En combinación con su horario diario, complete una lista de «cosas por hacer» todas las mañanas. Esto puede aliviar un poco el estrés y darle algo que esperar. No haga la lista demasiado extensa cada día o eso puede aumentar su estrés. Intente agregar tareas de cuidado personal a su lista. Tome una siesta, salga a caminar, medite, escriba un diario, etc. Una lista de tareas puede ayudarlo a tener una sensación de logro al final del día.
  5. Tomar descansos: el cerebro humano tiene dificultades para concentrarse en tareas que son demasiado largas. Los niños más pequeños lo hacen mejor a intervalos de 20 minutos. Los descansos pueden ser un simple tramo o pueden ser una hora al aire libre en el parque. En momentos de estrés y ansiedad, tu salud mental es lo primero. Recuerde programar descansos en su rutina diaria.
  6. Ejercicio: el movimiento físico no solo es esencial para su salud, sino que también ayuda en la función cerebral y la memoria, así que asegúrese de planificar el movimiento todos los días. Podría ser salir a caminar, hacer yoga, dar saltos de tijera o cualquier cosa que pueda hacer para que su cuerpo se mueva.

Obtenga más información en redcross.ca/wellbeing.

Historias relacionadas:

Deja un comentario