Camping para principiantes: 3 consejos importantes para un viaje seguro al aire libre

Si recientemente descubrió la alegría de acampar y pasar tiempo en la naturaleza, ¡bien por usted! No hay nada como sentir el sol brillar en tu piel y respirar aire fresco. Pero junto con las cosas buenas de estar al aire libre, debe saber que los bosques son ásperos y propensos a accidentes y lesiones. Siempre debes estar atento, preparado y sobre todo, siempre pensando en tu seguridad y la de tus compañeros campistas.

Siga estos importantes consejos para un viaje seguro al aire libre:

Anticipar bichos e insectos.

Todos sabemos que los bosques son el hogar de muchas criaturas, grandes o pequeñas. Es por eso que debe estar preparado para protegerse de todo tipo de insectos, especialmente si está acampando durante la temporada de insectos. Además de ser molestos, algunos bichos, como las garrapatas y los mosquitos, pueden traer serios problemas de salud.

Asegúrese de traer repelente de insectos y un buen repelente de mosquitos. Si estás explorando o haciendo senderismo, usa mangas largas y pantalones (mejor si los metes dentro de unos calcetines largos) para proteger tu piel. Por la noche, usa luz amarilla o roja en lugar de blanca, porque el blanco atrae más a los insectos.

Practique la seguridad de la fogata

Pasar tiempo alrededor de una fogata bajo las estrellas es una de las mayores alegrías de acampar. Pero todos sabemos que siempre debemos tener cuidado con todo lo que involucre fuego. Asegúrese de encender su fuego en un espacio abierto, lejos de su tienda de campaña, árboles y arbustos (la mayoría de los campamentos tienen una hoguera). Nunca deje su fogata desatendida y asegúrese de apagarla por completo cuando esté a punto de dormir o cuando salga del campamento.

Esté preparado para emergencias

Una de las cosas más importantes que debe llevar a cada viaje de campamento o al aire libre es un botiquín de primeros auxilios bien surtido. Si ocurriera alguna lesión, debe estar preparado para administrar primeros auxilios hasta que llegue la ayuda. Asegúrese de que su botiquín contenga curitas, vendajes, gasas, tijeras, pinzas, medicamentos para el dolor y las alergias, ungüentos antibióticos, cremas antisépticas y más. Hay muchas listas completas en sitios web de campamentos que puede consultar.

Además de un botiquín de primeros auxilios, también es importante que lleves un mapa, una brújula, un silbato, un poco de tiza, un encendedor, una linterna y un spray para osos por si te pierdes en el bosque.

El aire libre es un lugar divertido y educativo. Pero también presenta mucho peligro, y la preparación es la clave. ¡Siga estos importantes consejos para un viaje seguro al aire libre!

Deja un comentario