Cinco maneras de motivar a los estudiantes en la clase de educación física

No hay atajos para convertirse en un maestro maestro de educación física. Para mantenerse motivado como maestro, debe motivar a sus alumnos desafiándolos constantemente y animándolos a alcanzar sus metas físicas. Un profesor de educación física debe realizar su propio desarrollo profesional para mantenerse al día con los tiempos y aprender nuevas técnicas para motivar a sus alumnos. Los cinco consejos a continuación son simples, pero muchos profesores de educación física no se estresan a diario.

1. Estar dispuesto a obtener más conocimientos: como profesor de educación física, debe estar interesado en aprender sobre nuevas actividades y juegos, además de incorporarlos en sus planes de lecciones. Un maestro que nunca está satisfecho con adquirir conocimientos es un buen maestro. Como profesor de educación física, nunca debe estar satisfecho con enseñar las mismas habilidades una y otra vez, año tras año. Debe investigar y encontrar nuevos juegos para incorporar a su clase. Al incorporar nuevos juegos, no solo ampliará el conocimiento de los estudiantes sobre nuevas habilidades, sino que también se divertirán aprendiendo habilidades nuevas y diferentes.

2. Sea alentador: esto permite a los estudiantes ayudar a aumentar la confianza y disminuir la duda y el fracaso. Esto es importante porque, como profesor, debe querer aumentar la confianza de sus alumnos. Cuando alienta a su estudiante y le dice que hizo un gran trabajo al realizar cierta habilidad, motivará al niño y lo ayudará a desarrollar su confianza y mejorar su autoestima en general. Lo contrario es criticar a un estudiante. Al hacer esto, está destruyendo la confianza de los estudiantes. Si le dice a un niño que hizo un trabajo horrible al realizar una habilidad, no solo destruirá la autoestima del estudiante, sino que también disminuirá su disposición a participar en su clase de gimnasia. Y ese no debe ser el objetivo de ningún profesor de educación física.

3. Sea apasionado por la enseñanza: es importante ser apasionado por lo que enseña. Si no eres apasionado y lo das todo, los estudiantes se darán cuenta de eso. Es importante que sus estudiantes puedan ver cuán apasionado es usted por la educación física y, a cambio, ellos también pueden apasionarse y querer vivir una vida activa y saludable.

4. Manténgase organizado: ser organizado es una habilidad extremadamente importante que debe tener un maestro. Si va a dar una lección sobre el juego de voleibol, es importante tener una introducción organizada, una actividad física y al menos tres actividades de ajuste pensadas y planificadas con anticipación para que la clase se desarrolle sin problemas y de manera efectiva.

5. Mantenga un énfasis en la seguridad: La seguridad de sus estudiantes es una de las cosas más importantes, si no la más importante, que puede enfatizar. Un maestro de educación física siempre debe estar enfocado en el control de lesiones [http://www.physical-education-lessons.com/category/physical-education-first-aid/]. Quiere que sus alumnos se diviertan, pero también quiere que se diviertan en un ambiente seguro y ordenado. Es importante que establezca pautas de seguridad para sus estudiantes, y que sean conscientes de las consecuencias si no siguen esas reglas.

Deja un comentario