Consejos para navegar en kayak con niños

Con un poco de reflexión y planificación, navegar en kayak con niños es una excelente manera de fomentar el amor por la naturaleza y ayudarlos a desarrollar la coordinación ojo-mano. Con los niños, por lo general es una buena idea elegir un destino apto para niños sin mucho tráfico de botes o fuertes corrientes. Es posible que desee comenzar en pequeños lagos cercanos hasta que adquieran un poco más de experiencia. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a planificar un viaje en kayak con sus hijos, incluidos consejos sobre dónde debe ir, qué debe traer y cuándo sus hijos están listos para remar solos.

Que traer

¡Lo primero que debe traer, por supuesto, es su kayak! La mayoría de las familias pueden disfrutar de un día en el agua con un kayak inflable, que es fácil de guardar en la cajuela del auto e inflar cuando llegas al agua. También necesitará una paleta para todos los que participarán activamente. Busque paletas para niños, que suelen tener alrededor de 200 cm de largo con un eje estrecho que es más fácil de sostener para las manos pequeñas. Los PFD (dispositivos de flotación personal) también son necesarios, así que seleccione modelos que estén aprobados por la Guardia Costera de los Estados Unidos. Puede encontrar PFD de tamaño infantil, así como para niños de entre 30 y 50 libras y jóvenes entre 50 y 90 libras. Un consejo aquí: si planea traer un bebé, acostúmbrelo al PFD antes de su viaje porque es posible que se niegue a usarlo cuando esté listo para ir al agua.

Junto con estos elementos básicos, asegúrese de llevar muchos refrigerios y alimentos, una muda de ropa y un botiquín de primeros auxilios. Es probable que los niños pequeños también aprecien su propia cámara para tomar fotografías, binoculares para detectar animales, un diario, libros o incluso una caña de pescar propia si planea pescar en kayak.

Elegir el mejor lugar

Cuando estés disfrutando de los deportes de remo con tus hijos, trata de elegir áreas que ofrezcan mucha variedad y excelentes paisajes para mantenerlos interesados. También querrás conocer bien la zona de antemano. Si es posible, investigue los parques estatales en su área para encontrar excelentes áreas para practicar kayak que sean aptas para niños e incluyan un par de paradas para ir al baño. También deberá pensar en la duración del viaje, ya que los niños más pequeños no estarán dispuestos a remar 6 millas. Tenga en cuenta la fuerza, la coordinación, la edad y la capacidad de natación de su hijo cuando planifique su viaje para que sea seguro y agradable para todos.

¿Cuándo pueden tus hijos remar?

Algunos niños pueden comenzar a remar su propio kayak entre los 8 y 10 años de edad, si tienen experiencia. Todavía querrás aventurarte en áreas seguras hasta que ganen más experiencia. A los niños más pequeños les va bien kayaks inflables, que son ligeros y un poco más lentos. Para niños mayores de 10 años, seleccione un kayak pequeño. Los niños mayores de 14 años pueden aprender a remar en kayaks inflables de tamaño mediano. Si su hijo tiene menos de 8 años, el centro del kayak es el mejor lugar para que se siente con un adulto. No ayudarán a impulsar el bote, pero aprenderán cómo se siente el kayak cuando se mueve. A partir de los 8 años, también pueden empezar a montar en la proa de un kayak doble para ayudarte a remar.

Involucre a sus hijos en la planificación

No olvide involucrar a sus hijos en la planificación del viaje también. Si tus hijos nunca antes han practicado deportes de remo, deja que se suban al kayak en casa para que se acostumbren a cómo se siente. También pueden ayudarlo a investigar el viaje consultando guías, gráficos de animales e imágenes en línea.

Consejos adicionales para navegar en kayak con niños

Asegúrese de elogiar a sus hijos y no critique sus esfuerzos a menos que sea una cuestión de seguridad.

Deje claras las reglas de antemano, incluyendo no pararse o inclinarse en el kayak.

Ve despacio y no te separes del resto de tu familia.

Tómese muchos descansos para disfrutar del paisaje y señalar cosas interesantes a sus hijos.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario