Primeros auxilios para lesiones del pene: consejos de atención urgente para la virilidad

Nadie quiere pensar en una lesión en el pene, y mucho menos vivir una, pero no hay forma de evitar el hecho de que el hombre promedio y activo enfrentará al menos una emergencia ocasional en el pene. Las lesiones más comunes son leves y, a menudo, se pueden tratar en el hogar; pero algunos son más graves y requieren el cuidado de un profesional médico capacitado. La siguiente lista de verificación ofrece algunos consejos rápidos de primeros auxilios para una variedad de tipos de lesiones en el pene; todo esto debe ser seguido por una visita al médico para un cuidado más intensivo del pene.

1) Trauma de cremallera. Cuando la piel tan sensible del pene queda atrapada en una cremallera, el dolor puede ser inmenso y provocar pánico instantáneo. Desafortunadamente, una gran cantidad de hombres responden instintivamente tirando de la cremallera, un gran error que puede provocar laceraciones dolorosas.

El mejor enfoque es el siguiente:

– Mantenga la calma y trate suavemente de extraer la piel atrapada; el aceite vegetal o el aceite de bebé pueden ayudar en este proceso.

– Si la piel no se puede liberar fácilmente, la próxima parada debe ser el consultorio del médico; posiblemente sea vergonzoso, pero ciertamente mejor que arrancar la piel.

– Una vez liberada la piel, mantenga la zona limpia y absténgase de masturbaciones y relaciones sexuales hasta que la zona sane.

– Si la herida muestra signos de infección, hable con un médico acerca de los antibióticos.

2) Laceraciones/cortes. Una lesión en el pene que resulte en cortes o laceraciones debe tratarse de la siguiente manera:

– Aplique una compresión moderada para detener cualquier sangrado.

– Limpiar la zona y aplicar una venda de gasa para su protección.

– Busque tratamiento de emergencia para cortes severos o sangrado que no se detiene.

– Hable con un médico si el área se infecta; es posible que se requieran antibióticos.

3) Quemaduras. Cualquier quemadura debe considerarse una lesión grave que requiere atención médica. Si se produce una quemadura en el pene, los hombres deben seguir estas pautas:

– Inmediatamente sumerja el área en agua tibia o fría. La inmersión en un baño es mejor que el agua corriente para evitar más daños en la piel.

– Si la quemadura parece ser más que superficial, llame a los servicios de emergencia. No intente quitarse la ropa si se ha adherido al área.

– Para quemaduras menos graves, aplique una compresa fría en la zona. No coloque una compresa de hielo o una compresa de gel congelado directamente sobre la superficie de la piel.

– Visite el consultorio de un médico o un centro de atención sin cita previa lo antes posible.

– Siga de cerca el plan de atención de un médico; esto puede incluir la aplicación de cremas antibióticas y otros medicamentos en el área afectada.

4) Reacciones alérgicas en la piel y picaduras de insectos. La aparición repentina de una erupción cutánea, enrojecimiento de la piel, picazón de moderada a intensa e inflamación en el pene pueden ser signos de una reacción alérgica en la piel. Esto puede ocurrir al entrar en contacto con ciertas plantas o productos químicos; las picaduras de insectos también pueden producir síntomas similares. Si esto ocurre, los hombres deben hacer lo siguiente:

– Lavar bien la zona para eliminar todos los restos del irritante en cuestión.

– Aplique un medicamento contra la picazón de venta libre, como hidrocortisona (se deben seguir las instrucciones del paquete). con cuidado). Nunca aplique una crema de ningún tipo sobre la piel inflamada o rota, excepto con el consejo de un médico.

– Dejar la zona abierta, no tapada con vendaje, para permitir que la piel respire.

– Seguimiento con un médico.

5) Amputaciones. Es difícil pensar en ello, pero debe mencionarse… Una amputación es una emergencia médica y se debe llamar a los servicios de emergencia. Mientras tanto, se deben seguir los siguientes pasos:

– Aplique compresión para detener el sangrado.

– Si es posible, recuperar la parte amputada del miembro. Colóquelo en una bolsa de plástico tipo zip-lock, luego colóquelo dentro de una segunda bolsa llena de hielo.

– Entregue la porción cortada al personal médico para su conservación y posible reinserción.

Tratamiento continuo y cuidado diario.

Una vez que la lesión inicial haya sanado, los hombres querrán pensar en el cuidado continuo del pene, así como en la prevención de lesiones adicionales. Aquí hay algunos pasos a seguir:

– Usar siempre ropa interior. Un par de calzoncillos de algodón de apoyo no solo ayuda a prevenir lesiones por cremalleras; también protegen contra la fricción constante de la ropa más áspera, un problema que eventualmente puede conducir a una sensación de amortiguamiento en el área.

– Utilice siempre un lubricante. Un lubricante personal crea una superficie resbaladiza que actúa como barrera entre dos capas de piel. Ya sea que la segunda capa de piel pertenezca a un compañero o a su propia mano, la fricción que ocurre sin un lubricante puede provocar dolor y, nuevamente, pérdida de sensibilidad.

– Tenga precaución en el dormitorio. Se recomienda moverse con cautela, hablar si algo se siente incómodo y evitar los movimientos acrobáticos para evitar lesiones por torsión o impacto.

– Utilizar una crema para la salud del pene (los profesionales de la salud recomiendan Man1 Man Oil). Los productos de calidad formulados específicamente para el pene contienen ingredientes como vitaminas, aminoácidos y antioxidantes, todos los cuales son vitales para la salud y el funcionamiento del tejido del pene. Una buena crema para el pene también contiene emolientes de alta gama que pueden calmar la piel seca, restaurar la humedad y dejar el pene con un aspecto y una sensación de salud y capacidad de respuesta.

Deja un comentario